12.9.10

La Farsa (Plegaria de Fuego)

Que el fuego distante
te consuma por última vez
y rindas ante las entrañas del vahído
la ultima voz de tu insensatez.

Maldito reflejo bruno del tiempo,
ante las tinieblas del olvido.
Llegas de nuevo en fragmentos.
a corromper la nada de lo establecido.

Entras en el cuarto de exhibición,
mostrando la epifanía intima abisal
a ése mortífero bestial jactancioso,
como pacto astral de engaño pretencioso.
Sumiendo vidas en mascaradas.

¡Pobre de ti y del otro perro vicioso!
Sumidos en mascaras fatuas de farsa,
La gran farsa de las relaciones humanas
Riéndose en las carcajadas del morboso.
Creyendo que sus códigos son secretos.
Pero a voces se despilfarran.

Fuego mío, se que no debería quejarme,
he pecado de la misma manera
he mentido de forma infranqueable.
Pero mi egoísmo hoy cae
como pájaro malparido, inefable.

¡Quema la vida residente en la memoria!
¡Calma la desesperación incesante!
Déjame avanzar adelante,
Donde debería estar…
Donde todo vuelve a ser arte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario