12.9.10

Bazofia (Bonus)



Debo buscarte, sin brújula ni guía,
sin cabeza que me nuble con su razón.
Sobre mis pasos irá el deseo de vida,
sobre mis manos el puñado de desazón.

Mujer pétrea de la noche partida,
el imposible dulce de cielo nublado,
si supieses de todas las salidas,
Donde tu nombre he gritado.

Pero los corazones son despistados,
como arca de piedra, me niegas el camino.
Me cierras la puerta y bloqueas el paso.
Como tonto caigo en el juego fenecido.
Destruyes el sueño, he caído.

No he de buscarte, ni a ti ni nadie.
Tal cual eres, la fémina inalcanzable,
me quedo en la penumbra solitaria
sólo imaginando que algún día
alguien abra mi puerta de amor inefable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario